Prosperidad

Un automóvil volador futurista acaba de realizar su primer vuelo, pero ¿deberíamos celebrarlo?

enero 29, 2021 AutorJustin Lessner

Desde el mero inicio de la era automotriz, se ha soñado con autos voladores. Incluso Henry Ford creó un prototipo en 1936 para lo que muchos dirían que es prácticamente una versión voladora de sus primeros vehículos Ford. Obviamente, ese prototipo Ford nunca despegó porque aquí estamos, aún conduciendo por las tremendas calles para ir y venir del trabajo.

Sin embargo, mientras los diseñadores e ingenieros trabajan para encontrar soluciones a nuestros problemas diarios, especialmente la lucha contra el tráfico y la envejecida infraestructura, nos estamos acercando a convertir nuestros automóviles personales en voladores.

Los automóviles voladores solucionarían muchos de nuestros problemas; sin embargo, la nueva tecnología probablemente creará muchos problemas nuevos, desde la viabilidad e inclusividad económica hasta el control del tráfico aéreo y mayores niveles de contaminación. Entonces, ¿cómo abordamos la sostenibilidad futura?

La tecnología que cambia la vida está avanzando más rápido que nunca. Caso en cuestión: este automóvil volador futurista.

Crédito: Klein Vision, s.r.o.

Los coches voladores, los vehículos versátiles aptos para la tierra y el cielo, han sido un sueño de la humanidad durante mucho tiempo. El sueño se ha vuelto realidad, aunque para un número muy limitado de personas. Por ahora.

Con el deseo de desarrollar un vehículo que viajara tanto por tierra como por aire, Klein Vision de Eslovaquia se propuso desarrollar lo que más tarde se llamaría AirCar. El prototipo final de AirCar se presentó al público en 2019, en la Exposición Internacional de Importaciones de China (CIIE) en Shanghai, China, y desde entonces se ha sometido a pruebas en aeropuertos.

También ha completado su primer vuelo, como Klein Vision anunció con orgullo el otro día. Imágenes sensacionales del AirCar lo muestran conduciendo en una pista, deteniéndose para desplegar alas y luego volando por el aire. Los vuelos de prueba se realizaron en el aeropuerto de Piestany en Eslovaquia e incluyeron dos despegues y dos aterrizajes, los cuatro fueron exitosos.

Aquí está todo lo que sabemos acerca de este viaje de ciencia ficción.

El AirCar, como puedes ver en el video, es un automóvil por tierra y un pequeño avión por aire. La conversión tarda menos de 3 minutos y es posible gracias a las alas plegables y la parte trasera retráctil. El vehículo tiene una autonomía de 1,000 km (621 millas) y una velocidad máxima de 200 kph (124.2 mph), aunque Klein Vision no dice en qué modo se registran estas cifras.

Según la empresa, AirCar tiene una ventaja sobre otros prototipos similares.

“Con AirCar llegarás a tu destino sin la molestia de conseguir un viaje al aeropuerto y pasar por seguridad comercial, puedes conducir tu AirCar al campo de golf, la oficina, el centro comercial o tu hotel y estacionarlo en un espacio normal de estacionamiento”, dijo Anton Zajac, cofundador, inversor y piloto de Klein Vision, en un comunicado.

No se han revelado detalles del precio para el vehículo futurista, pero puede viajar 1,000 kilómetros por tramo y podrá verse en el aire y las calles a partir del próximo año.

Los automóviles pueden ser pesados, pero los aviones deben ser livianos, por lo que encontrar el equilibrio para el AirCar fue un gran desafío para Klein y su equipo. Requiere una pista de al menos 300 metros para ir del suelo al cielo y puede alcanzar velocidades de hasta 200 kilómetros por hora, informa Klein. AirCar tiene alas que se despliegan y una sola hélice en la parte trasera. Las alas se pliegan cuando el vehículo está en la carretera y ocupa el espacio de un lugar de estacionamiento normal.

“El mecanismo de despliegue/retracción del ala y la cola es muy impresionante, convirtiendo el automóvil en un avión”, dijo el Dr. Branko Sarh, ex experto en Boeing.

“La cabina que proporciona espacio para el conductor/piloto y un pasajero es muy espaciosa y tiene un estilo agradable. La apariencia general del automóvil volador en la carretera y en el aire es espléndida”, agregó Sarh.

La empresa detrás de AirCar dice que podría tener modelos listos para vender dentro de los siguientes seis meses.

Crédito: Klein Vision, s.r.o.

El AirCar está marcando hito tras hito. Habiendo logrado sus vuelos inaugurales, Klein Vision confía en que la empresa pueda entregar la primera ronda de producción en los próximos seis meses. Llevar el prototipo de la idea al vehículo en funcionamiento real fue cuestión de 18 meses, por lo que estos muchachos (aparentemente) saben una o dos cosas sobre entregas rápidas. Además, también están trabajando en variaciones de este modelo y planean entregar versiones de 2 y 4 plazas, una versión bimotor y una versión anfibia.

Todo esto es una noticia asombrosa y un gran logro para la tecnología del futuro. Pero todavía enfrentan el mayor desafío en el proceso, al igual que otros creadores de tales autos voladores: lograr que las agencias gubernamentales los aprueben para el uso previsto.

Luego está todo el problema que a menudo se pasa por alto: cómo nos aseguramos de que esta tecnología sea incluyente para todas las personas, no sólo a las de arriba.

Crédito: Kaukola Photography | Shutterstock

Con demasiada frecuencia se desarrollan nuevas tecnologías sin tener en cuenta las necesidades de aquellos que no son los ultrarricos. ¿Cómo podemos asegurarnos de que todos tengan acceso a estas nuevas ideas y herramientas? Por su parte, los desarrolladores dicen que ha sido diseñado para que la estabilidad y el control del AirCar sea accesible para cualquier piloto, sin necesidad de capacitación especializada. Esto probablemente reduciría los costos necesarios de capacitación y clases adicionales, haciéndolo más accesible.

Sin embargo, la accesibilidad de AirCars dependerá básicamente del precio. Aunque Klein Vision aún no ha publicado los precios proyectados, incluso el avión menos costoso cuesta más de cientos de miles de dólares. Por supuesto, este es el primer ‘auto volador’ que ha llegado tan lejos en el proceso de desarrollo y probablemente habrá modelos menos costosos en el futuro. Pero a medida que las tecnologías continúan desarrollándose y se incorporan nuevos productos a la cultura convencional, las empresas y las autoridades deben considerar su impacto en nuestras comunidades: cómo afectarán a nosotros, nuestro planeta y medio ambiente, y nuestra prosperidad colectiva.

Entonces, ¿quieres hacer tu parte y unirte a la comunidad PerSus hoy? Pronto podrás descargar la aplicación PerSus y comenzar a hacer la diferencia en tu comunidad tomando el control de tu sostenibilidad personal. ¡Regístrate a continuación para ser el primero en saber cuando esté disponible!