Planeta

¡Salvemos a la selva! 7 acciones con las que puedes contribuir

junio 28, 2021 Autor Amaury Berdejo

En México existen alrededor de 182 áreas protegidas de selva natural, incluyendo el pulmón más importante del país: La Selva Lacandona. Una joya de megadiversidad que cuenta con 625 especies de mariposas, 114 de mamíferos, 345 de aves y 84 de reptiles, además de 3,400 especies de plantas, de las cuales 160 se pueden encontrar en una sola hectárea y en conjunto representan el 15% de los vegetales que existen en México.

Este maravilloso e indispensable ecosistema se encuentra en peligro constante por diversos factores. 

En las últimas décadas, asentamientos humanos han traspasado las barreras del área protegida y han comenzado a construir casas en terrenos irregulares, por otra parte, la deforestación acelerada por las actividades de explotación forestal y el uso de recursos para la ganadería la han dañado dañado con el paso de los años. 

Un tercer factor que resulta decisivo y que puede determinar el futuro de la Selva Lacandona es el cambio climático, que es una responsabilidad directa de la actividad humana en el mundo, por lo que también es nuestra responsabilidad reducir y revertir sus efectos. 

Hoy hablaremos de 7 formas en las que puedes ayudar a detener la destrucción de la selva mexicana poniendo tu granito de arena.

1: ¡El conocimiento es poder! Investiga el origen de los productos que consumes.

via GIPHY

Algunos de los productos que compramos pueden estar vinculados directa o indirectamente a la explotación de recursos naturales relacionados con la selva mexicana. Sin embargo, saber el origen exacto de un producto a simple vista es muy complicado. 

Te recomendamos buscar en internet (dentro de lo posible) el origen de los productos que adquieres, por ejemplo, hoy en día es muy sabido que los muebles de caoba deben contar con un certificado que respalde que la cadena de producción de donde viene es “amigable con el ambiente. Hay otros casos donde el origen de los materiales es más difícil de rastrear, pero sin duda estar informado previamente te irá convirtiendo en un comprador más sostenible. 

2: Reutilizar: una de las mejores prácticas que puedes adoptar.

via GIPHY

Comprar productos usados (muebles de madera u otros accesorios para el hogar de este material) y extender su vida útil es una de las acciones cotidianas enfocadas en la sostenibilidad por excelencia. Y no solo muebles, adquirir ropa y otros artículos en bazares de segunda mano ahorra al planeta cientos de litros de agua y reduce tu huella personal de carbono. 

3: Apoyar y promover un esquema de Protección Biocultural de la Selva.

via GIPHY

Los asentamientos humanos en la selva responden a una necesidad de vivienda de acuerdo al crecimiento poblacional del lugar y los conflictos políticos o incluso agrarios que históricamente han afectado a las comunidades cercanas a este ecosistema. Es importante votar por políticas gubernamentales que ayuden a crear un esquema donde las comunidades puedan prosperar con un alto respeto por los recursos naturales, creando una simbiosis en donde la población sea la encargada de proteger esos recursos. 

4: ¡Reforzar tus hábitos sostenibles en casa!

Como leímos al inicio, las acciones directas para proteger a la Selva Lacandona no serán suficientes si no revertimos los efectos de un proceso más grande y global: el cambio climático. 

Todas tus acciones sustentables cuentan: reducir el consumo de carne, optar por transportes más limpios que el automóvil o comprar local pueden ser hábitos que ejercer de manera permanente. 

5: Apoyar a organizaciones que trabajan por la selva.

via GIPHY

Firmar peticiones en línea puede no ser suficiente a la hora de apoyar a la madre naturaleza desde casa. Existen diversas iniciativas y ONG’s que promueven activamente la protección a la selva mexicana y algunas cuentan con sistemas de donativos o incluso venta de productos para continuar con su actividad. 

6: Turismo responsable

via GIPHY

Para muchos conocer la selva en persona es un sueño a realizar, por lo que es importante que si alguna vez viajas ahí, te asegures de respetar el entorno, así como de planificar tu viaje (alojamiento, servicios, guía turístico) en lugares y con organizaciones que cuenten con las credenciales que las acrediten como ambientalmente responsables. 

7: No comprar animales exóticos.

via GIPHY

En la Selva Lacandona vive fauna endémica y muchas veces amenazada o en peligro de extinción como la nutria de río, el jaguar, el mono araña y el cocodrilo de río entre muchos otros. Aunque pueda parecer tentador poseer un ave exótica, la realidad es que esto solo fomenta el terrible mercado de contrabando de animales que cada año eleva el desequilibrio ambiental cambiando los hábitos de esta fauna para sobrevivir y disminuyendo sus poblaciones. 

La selva es un ecosistema complejo y frágil, por lo que es responsabilidad de todos protegerlo para que pueda seguir cumpliendo su función como pulmón de México. Sus recursos naturales y habitantes animales comprenden un tesoro invaluable para el país y la humanidad.

Para descubrir más formas en las que puedes salvar las selvas de México, ¡descargue la app de PerSus hoy!