Prosperidad

La clave para una legislación más sostenible es la representatividad indígena

agosto 25, 2021 Autor Francisco Solís

25.6 millones de mexicanos se autodenominan indígenas. Esta cifra representa el 21.5% de la población en México, de acuerdo con datos de la Encuesta Intercensal 2015 (Inegi, 2015). Las entidades que concentran el mayor número de población indígena son el Estado de México, Oaxaca, Veracruz, Puebla, Chiapas, Yucatán, Michoacán, Guerrero e Hidalgo. En conjunto, en estas entidades se concentra 75 por ciento de la población indígena a nivel nacional.

Al ser un grupo tan elevado de personas, todavía resulta incomprensible que su representatividad en los congresos y en la vida pública nacional sea tan limitada. Esto responde a fenómenos sociales y culturales muy arraigados en los que las razas blancas y mixtas tienen una preponderancia innegable.

¿Cómo vamos con la representatividad en México?

Cuando hablamos de representatividad es importante destacar que en la última elección se cumplió con algunas de las primeras acciones afirmativas para integrar a las comunidades indígenas a la esfera política. Ahora, las comunidades que tengan una población del 60% o más de indígenas tendrá que tener, al menos, tres candidatos de este origen para contender en las elecciones. Aunque esto aún deja algunas áreas grises, ha sido un avance positivo en cuanto a la representación indígena en la cámara de diputados, donde se estableció una cuota mínima de 13 curules de los 500 lugares existentes; en cambio, la cámara de senadores no ha reconocido ningún tipo de cuota en este sentido.

Ahora bien, cuando hablamos de comunidades indígenas, por lo general, se discuten las necesidades de estas comunidades, pero no se habla de cuánto es que nosotros necesitamos que persistan, pues se da por hecho que son un instrumento político para acarrear votos o masas. De lo que no se habla es del papel importantísimo que tienen para nuestro sustento diario, la producción agrícola y la sostenibilidad de este país.

Las comunidades indígenas son sostenibles y debemos aprender de ellas

Identificar los pueblos y comunidades indígenas es una condición necesaria para garantizar que mujeres y hombres con identidad étnica accedan al ejercicio pleno de sus derechos individuales y colectivos, así como para determinar las políticas públicas y la planeación de acciones que fortalezcan su desarrollo, sin ellos, no tenemos alimento, y la importación de las materias que ellos producen provoca que millones de mexicanos estén en situación de pobreza extrema.

Es importante que los alimentos del país provengan de las comunidades indígenas. Pare ello es necesaria una infraestructura, trabajo y respeto por sus tradiciones, ya que muchas de ellas se basan en prácticas sostenibles desde su origen. Las políticas para el medio ambiente en los pueblos y territorios indígenas requieren una gestión ambiental y territorial que es urgente.

La representación en el congreso no debería ser una simple cuota para dar la apariencia de inclusión, sino una forma de darles valor a millones de personas que tienen necesidades específicas tanto en políticas públicas como en la distribución económica del país.