Personas

Olvida todo lo que creías que sabías acerca de los propósitos de Año Nuevo y sigue estos pasos si te quieres apegar a ellos

diciembre 15, 2020 Autor Justin Lessner

Estos son tiempos locos, no hay manera de negar esa realidad. Y conforme finalmente nos acercamos al fin del 2020, muchos estamos mirando con entusiasmo el 2021 como un nuevo comienzo.

¿Tienes un propósito de Año Nuevo para el año venidero? ¿Tuviste que hacer a un lado tus metas del 2020 debido al COVID-19? ¿La pandemia te ha dado una nueva perspectiva que ha hecho a tus propósitos, o la manera en que planeas lograrlos, distintos a lo que habrían sido en el pasado? Pues, no eres el único.

Los estadounidenses están abandonando los propósitos tradicionales de Año Nuevo porque menos personas están enfocadas en ir al gimnasio o bajar de peso. En cambio, las personas están más enfocadas en ahorrar dinero o aprender una nueva habilidad. Las personas están cambiando sus metas para ayudarlas a afrontar nuestra “nueva normalidad”.

Independientemente de lo que esperes lograr en 2021, hay consejos muy reales y científicos para ayudarte a cumplir esas metas, cualquiera que sean.

2020 ha sido un año tan difícil, que realmente está cambiando las metas para el futuro y los propósitos de Año Nuevo de la gente.

Ya sea la pandemia de Coronavirus que abarcó básicamente todas las noticias a partir de marzo o el malestar racial que culminó en el creciente movimiento de Black Lives Matter, avispones asesinos que invadieron los EE. UU. o la interminable elección presidencial, 2020 ha sido un año salvaje. Y está teniendo efectos reales en la visión del futuro de las personas. También nos obliga a reevaluar lo que es importante para nosotros. Entonces tiene sentido que todo este drama también pueda afectar nuestros planes para el nuevo año.

Según una encuesta realizada por OnePoll en nombre de Affirm, siete de cada 10 norteamericanos están desechando sus propósitos materialistas de año nuevo para el 2021. De hecho, algunos de los propósitos principales para 2021 incluyen ahorrar dinero para el futuro (62%) y aprender una habilidad nueva (50%), en vez de ir al gimnasio o bajar de peso. 68% de los encuestados compartieron que quieren alejarse de los propósitos “tradicionales” para enfocarse más en las experiencias, como pasar más tiempo con su familia (53%) o viajar más (49%).

Reflexionando sobre tan difícil año, hace sentido que los encuestados están abordando sus propósitos para 2021 de una forma distinta. De hecho, el 65% ni siquiera planea visualizarlos como “propósitos”, sino como “intenciones” para el año nuevo.

Independientemente de tus intenciones para 2021, hay pasos muy reales que puedes emprender para hacerlas realidad.

¿Cuántos de nosotros nos sentamos a hablar acerca de todo lo que queremos dejar de hacer o queremos cambiar en el Año Nuevo? Frecuentemente nos enfocamos en lo negativo, diciendo cosas como “quiero dejar de perder el tiempo frente a la televisión”, en vez de “me gustaría leer más libros” o “me gustaría empezar a correr”.

Resulta que la manera en que ponemos en palabras nuestro propósito de Año Nuevo nos puede dar una ligera ventaja con repecto a si nos apegaremos al hábito nuevo, según un estudio publicado el miércoles en la revista de acceso abierto PLOS One.

Investigadores de la Universidad de Estocolmo y la Universidad de Linköping en Suecia analizaron los propósitos hechos por 1,066 personas. El equipo dividió a los participantes en tres grupos (personas sin apoyo, con apoyo limitado y con apoyo extendido) y les dieron seguimiento a lo largo del año para ver qué tan bien se mantenían fieles a sus propósitos.

“Lo que nos sorprendió fueron los resultados sobre cómo expresar tu propósito”, dijo en un comunicado de prensa el autor principal del estudio, Per Carlbring, profesor de psicología en la Universidad de Estocolmo. “El apoyo brindado a los participantes no supuso una gran diferencia en cuanto a lo bien que los participantes mantuvieron sus propósitos durante todo el año.”

Cambiar la manera en que abordas los propósitos de Año Nuevo podría ser la clave de tu éxito.

Después de un año, el 59% de los que enmarcaron su propósito como una meta (“correré más”) se apegan a su hábito, mientras que sólo el 47% de los que evaden (p.ej., “no comeré chocolate”) habían tenido éxito.

“En muchos casos, cambiar la manera en que expresas tu propósito definitivamente puede funcionar”, dijo Carlbring en una declaración. “Por ejemplo, si tu meta es dejar de comer golosinas para bajar de peso, probablemente tendrás más éxito si dices: “comeré frutas varias veces al día”.

Este estudio concuerda con otras investigaciones de psicología que sugieren que es mucho más fácil para las personas comenzar algo que dejarlo. En el momento en que limitas una acción en particular, beber cerveza o mirar Netflix, el cerebro puede fijarse en esa “fruta prohibida”. Por pura fuerza de voluntad, es extremadamente difícil reprimir los antojos.

En vez de eso, dale a tu cerebro otra alternativa tentadora y prepara señales durante el día. Si estás tratando de dejar de comer dulces, llena el refrigerador con más fruta. Si deseas ser menos sedentario, prueba una nueva clase de ejercicios y configura recordatorios en tu teléfono.

A medida que la montaña rusa de 2020 llega a su fin, programa un tiempo de reflexión para no sólo pensar en lo que quieres cambiar, sino también en aquello por lo que estás agradecido. Luego, encuadra intencionalmente los propósitos de una manera que te prepare para el éxito sostenible. Tu futuro yo te lo agradecerá.