Planeta

No permitas que estos 5 mitos sobre la vida sostenible te impidan vivir tu mejor vida

marzo 30, 2021 AutorJessie Stringfield

Vivir de manera más sostenible es una meta que muchos compartimos en estos tiempos. Llevamos bolsas reutilizables al supermercado, limitamos nuestro consumo de carne y compramos marcas sostenibles para ayudar al medio ambiente. Sin embargo, a veces puede parecer una carga muy pesada. Tal vez nos sintamos culpables por no elegir la opción más sostenible o sentir ansiedad por no estar haciendo lo suficiente.

Llevar una vida sostenible no debe sentirse pesado. Todos podemos vivir de manera más sostenible por el bien del medio ambiente sin que nos cueste la salud mental.

Aquí hay cinco mitos sobre la vida sostenible que probablemente están haciendo más daño que beneficio a tu salud mental y el planeta.

Debes vivir una vida perfecta y sostenible

Vivir sosteniblemente no es un enfoque todo o nada. No somo robots y no podemos tomar decisiones sostenibles absolutamente todo el tiempo. A veces olvidamos nuestras bolsas de compras o cubiertos reutilizables y debemos usar plástico, ¡y eso está bien! No creas que debes tomar decisiones sostenibles todas las veces para ayudar al medio ambiente porque ese tipo de presión no es sostenible para tu salud mental.

No puedes comprar cosas bonitas

Si eres de los que gustan darse ocasionalmente el gusto de un producto de lujo, tal vez creas que necesitas renunciar a eso para mantener un estilo de vida más sostenible, ¡pero eso no es enteramente cierto! Para empezar, los productos premium fabricados con materiales de alta calidad están diseñados para ser duraderos, a diferencia de los productos de fabricación barata que deben ser reemplazados cada dos años. Al comprar productos de alta gama que duran toda la vida, estás reduciendo el desperdicio y desafiando a la mentalidad desechable asociada con comprar productos baratos.

Debes considerar primero las necesidades de todos los demás

Es muy altruista de tu parte querer ayudar a tus amigos, familiares, vecinos y el planeta tierra, pero no debes de olvidarte. Al enfatizar el cuidado personal, no sólo te estás mejorando, sino que también tu comunidad y entorno se benefician de una versión más feliz y saludable de ti mismo.

No tengo suficiente dinero para una vida sostenible

Vivir de manera sostenible no significa comprar sólo productos en tendencia y ecológicos. ¿Sabes qué es tan sostenible como comprar ropa consciente del medio ambiente? Comprar de segunda mano. Ser sostenible implica consumir menos. Así que piensa en reducir y reutilizar antes de consumir más.

No puedo hacer la diferencia porque sólo soy una persona

Es cierto, sólo eres una persona, ¡pero tus actos pueden hacer la diferencia! ¡Tal vez no estés tomando en consideración que probablemente termines inspirando a otros a tu alrededor para que también tomen decisiones sostenibles en sus vidas!

¡Suscríbete para tener acceso exclusivo a la app de Persus y ayudarte a medir tu sostenibilidad personal!