Planeta

Las estrellas de TikTok y celebridades de YouTube son los nuevos guerreros climáticos

enero 18, 2021 Autor Justin Lessner

Muchas personas comenzaron a prestar atención al movimiento juvenil por el clima en 2018, cuando Greta Thunberg, que ahora tiene 17 años, comenzó a protestar frente al Parlamento sueco en su país de origen. Su pequeño acto de desobediencia civil tuvo un efecto dominó. Los estudiantes de todo el mundo comenzaron a hacer huelga negándose a asistir a clases, lo que eventualmente se convirtió en el movimiento “Fridays For Future”.

Muchos descartaron el movimiento como una forma de salir de la clase de educación física, pero literalmente se ha convertido en el grito de batalla para muchos en todo el mundo. Ha generado un movimiento completamente diferente que ha tenido lugar en plataformas de redes sociales: TikTok y YouTube.

La Generación Z está dirigiendo la lucha contra el cambio climático porque su futuro depende de ello.

Credit: Amnesty International

Mira más allá de los retos inútiles y los bailes bobos, la Generación Z está moldeando la política, las finanzas y el activismo ambiental más que cualquier generación anterior.

En la era de los macrodatos y la poca privacidad, estos niños han sido estudiados, analizados y encuestados hasta el cansancio. Sabemos, por ejemplo, que para la mayoría de los nacidos entre 1995 y 2000, el cambio climático es el problema más vital de su tiempo, según una encuesta de Amnistía Internacional del año pasado. La pandemia de Covid-19 los ha vuelto más optimistas de que no es demasiado tarde para reparar el daño causado.

Y están usando la tecnología para lograrlo.

@emptyskullmode

Reply to @bananapepperkingdom we love biodiversity here 🙂

♬ original sound – tori !

En los rincones de internet más visitados por personas nacidas en este siglo están sucediendo conversaciones muy serias. Y la pandemia de Covid-19 está haciendo más optimista a la Gen Z de que no es demasiado tarde para reparar el daño causado al medio ambiente, una convicción que comparten con los millennials, según la Encuesta Mundial Millennial 2020 de Deloitte. Cerca de cuatro de cada cinco de los encuestados opinan que las empresas y los gobiernos deben hacer un mayor esfuerzo para proteger el medio ambiente.

Eso es lo que @emptyskullmode (1 millón de likes), @….gillian (905,200 likes) y @skynoer (426,800 likes) han estado comunicando a sus seguidores, junto con consejos de belleza y experimentos de cocina.

¡Los gamers también están ayudando al mundo!

El sector de los videojuegos que generó $120.1 mil millones de ingresos en 2019 está tomando nota. Veintiocho empresas con un público combinado de 970 millones de jugadores se han unido a la Playing for the Planet Alliance de las Naciones Unidas y se comprometieron a reducir las emisiones e insertar elementos ambientalistas en los juegos.

Microsoft, que ha prometido retirar más carbono de la atmósfera de lo que ha emitido para el 2050, está haciendo su Xbox carbono neutral. Su competencia direct, el PlayStation de Sony, ha mejorado la eficiencia de energía de su próxima PS5.

Los games han estado impulsando este cambio ambientalista durante años. En 2018, el desarrollador Nicholas Porillo hizo un plugin ambientalista para Minecraft, un videojuego con 131 millones de usuarios mensuales que pasan horas interminables construyendo mundos 3D con bloques que representan distintos materiales orgánicos. Con la modificación de Porillo, los animales de granja emiten flatulencias con gas metano y las calderas emiten dióxido de carbono, parte del cual es absorbido por los árboles.

A medida que aumentan los niveles de gases de efecto invernadero en la atmósfera digital, también aumentan las temperaturas, el nivel del mar y las inundaciones. Los jugadores pueden regular la sensibilidad de cada elemento, por ejemplo, cuánto afectan las emisiones de carbono a la temperatura, hasta el punto de que el juego se convierta efectivamente en un modelo climático científico.