Personas

La razón por la que “sostenibilidad” nunca estuvo en mi vocabulario durante mi infancia

enero 22, 2021 Autor Jessica Garcia

Ensayo personal de Jessica Garcia.


Al crecer, no existía la “sostenibilidad” en mi vocabulario. Todo en mi casa giraba en torno al presupuesto. Si ayudamos al medio ambiente reutilizando las bolsas del supermercado, reciclando y pasando nuestra ropa a nuestros primos más pequeños, fue porque nos ahorraba dinero, no porque estuviéramos tratando de salvar al planeta. Del mismo modo, si llevábamos un estilo de vida insostenible, no era porque teníamos la intención de hacerlo. Fue porque faltaba tiempo o dinero o ambos. Cuando mi madre hace todas sus compras navideñas en las grandes cadenas de tiendas, no se da cuenta de que la moda rápida es responsable de una gran cantidad de ropa sintética derivada de combustibles fósiles. Lo único que ve son las grandes letras que dicen “¡60% DE DESCUENTO!”.

Por lo que recuerdo, nunca podríamos permitirnos el lujo de vivir los estilos de vida sostenibles “burgueses” que recuerdo haber visto cuando acompañaba a mi madre a limpiar casas en las impresionantes colinas de Malibú. Tener paneles solares instalados, comprar en el mercado de agricultores local y tener acceso a un terapeuta de salud mental siempre parecía un lujo que sólo los ricos podían permitirse. Quizás es por eso que nunca aprendí sobre sostenibilidad hasta hace poco.

Ahora, la pregunta es: ¿cómo hacemos que los estilos de vida sostenibles sean accesibles a todas las comunidades a pesar de la riqueza, la ubicación y el nivel de educación? Primero es necesario reconocer el privilegio.

Un ejemplo es el privilegio alimentario.

Credit: @servingsofnutrition | Instagram

Además del nivel de ingresos de una persona, hay varios otros factores como el tiempo, el transporte y la accesibilidad que juegan un papel en la nutrición general personal. Lamentablemente, la pandemia actual de COVID-19 ha provocado un aumento paralelo de la inseguridad laboral y alimentaria en varias comunidades. Por eso, ahora más que nunca, es importante revisar nuestro propio privilegio y descubrir pequeñas formas de ayudar a las comunidades necesitadas. Por ejemplo, en septiembre, dos amigas usaron sus cuentas de Instagram para ayudar a las personas sin hogar en Los Ángeles. Para ver la historia completa, haz clic aquí.

También ligado a los alimentos está lo que se conoce como veganismo mainstream.

Credit: @sisoyvegan | Instagram
Credit: @sisoyvegan | Instagram

De chica nunca supe lo que significaba vegano hasta la secundaria. Cuanto más aprendía sobre ello a través de Internet o platicando con amigos, más lo veía como “algo de gente blanca”. Delante de cada anuncio o video sobre crueldad animal había una persona blanca, así que eso es todo lo que sabía. Además, frente a cada anuncio o video de crueldad animal había un mensaje de reprimenda. Con esas dos cosas combinadas, nunca me visualicé como vegana.

Aquí la cuestión es cómo hacer que las comunidades no-blancas se sientan bienvenidas en vez de juzgadas por la comunidad vegana. Aquí hay algunos consejos de la guatemalteca Debbie Morales:

Credit: @sisoyvegan | Instagram

Al final del día todo se trata de la inclusión, representación y auto-reflexión. Así que en vez de poner los ojos en blanco y responder la típica “¿Por qué conviertes todo en un tema racial?”, creo que merece reflexionar sobre la imagen del veganismo que ha sido transmitida durante años.

Entre más veo a personas de color compartiendo sus trayectorias veganas sin juzgar, más me siento motivada a reducir la cantidad de productos animales que consumo. Por ejemplo, piensa en la talentosa Ms. Lizzo que ha sido muy abierta acerca de su trayectoria vegana este año. Para ver lo que ha estado compartiendo, ve aquí.

Además del veganismo, la sostenibilidad también se ha percibido hostil en general y eso puede estar relacionado con el perfeccionismo de todo el tema.

Credit: @climateincolour | Instagram

A lo que me refiero con el perfeccionismo es que frecuentemente la sostenibilidad se coloca en un pedestal imposible de alcanzar. Y si no estás viviendo ese estilo de vida perfectamente sostenible, entonces lo estás haciendo mal y no perteneces.

Aquí está ese perfeccionismo ambiental desglosado:

Credit: @climatecolour | Instagram

A nadie le gusta estar con esa persona que cree tener la razón sobre todas las cosas y siempre están encontrando maneras de corregirte. Es agotador y molesto, para ser honestos.

Esto es lo que sienten las personas que están tratando de vivir una vida más sostenible, pero luego son criticadas por carecer en otras áreas de lo que se supone que debe ser un estilo de vida “verdaderamente” sustentable. En consecuencia, eso hace que las personas sientan que su esfuerzo está siendo despreciado.

Entonces, ¿cuál es la solución? En vez de poner atención en todo lo que la gente está haciendo mal, reconozcamos lo que están haciendo bien. No todos tienen el privilegio de vivir la perfecta vida sostenible, pero todos tenemos el derecho de hacer nuestro mejor esfuerzo.

Así que, si lo único que mi mamá puede costear en este momento es bolsas reutilizables del supermercado y contenedores de mantequilla destinados a guardar alimentos, yo diría que eso es suficiente para mí. Espero que también sea suficiente para ti.