Planeta

Abre Axolotitlán: un museo dedicado al Ajolote, el anfibio 100% mexicano

julio 14, 2021 Autor Francisco Solís

Estas pequeñas criaturas han causado la fascinación del mundo entero entre la comunidad científica pues parece tener superpoderes de regeneración. En México existen varias subespecies de ajolote: pardos, pardos silvestres (de color negro), café, verde o combinación de estos colores con las branquias moradas, vino o rojas. Los que son de color rosado y que parecen albinos sólo existen en cautiverio y fueron modificados genéticamente para su investigación. Se cuenta que los que aparentan un color dorado son también una especie endémica mexicana, pero ahora es raro verlos si no es en cautiverio.

Habitaban todo el territorio de Tenochtitlán, pero conforme creció la ciudad antigua y, por supuesto, la moderna CDMX, su territorio se vio cada vez más limitado.

Ahora parecería que sólo habita en Xochimilco, pero no es así, también hay reservas en Chalco y en Puebla, sin embargo, las condiciones que han generado los agricultores de Chinampas, en colaboración con fundaciones y académicos interesados en su preservación, les dan el hábitat ideal para crear un área de preservación que sea sustentable tanto para su supervivencia como para el ambiente en el que están.  

Axolotitlán es un espacio pensado no sólo para la exhibición del axolote, sino para concientizar sobre este especie y realizar investigación y acciones concretas para salvarlo.

El Museo Nacional del Ajolote, Axolotitlán se imparten charlas de educación ambiental. Al platicar con Pamela Valencia, la fundadora de este proyecto, nos contó que, además de exhibiciones programadas en el museo de Axolotitlán, también se realizan recorridos bioculturales en Xochimilco, dentro de la zona protegida, para conocer los mecanismos que se han implementado para su preservación. Realizan enlaces creativos, pedagógicos y culturales.

También cuentan con una red médica especializada en el cuidado de los axolotes.

Ha sido desarrollada para compilar la información sobre la salud de los Ajolotes, con médicos veterinarios que los saben cuidar y tienen la ética necesaria para el trato de una especie en peligro de extinción. Ellos cuidan la legalidad y la procedencia de los especímenes, su dieta y su bienestar.

Tú también puedes participar en la conservación del axolote mexicano.

Puedes sumarte a la Campaña de recaudación de fondos o comprar un producto en su página de internet, tienen empresas asociadas que les dejan grandes porciones de sus ventas.

Por mucho que amemos a estos animalitos es muy importante no tenerlos en cautiverio doméstico, porque esto provoca el saqueo de los animales, la reproducción ilegal y la cruza inadecuada que provoca el debilitamiento de toda la especie.

Si observas que alguien comercia ilegalmente con ajolotes, es decir, sin certificado de UMAS o PIMS, debes llamar a la Profepa (Procuraduría Federal de Protección Ambiental)

¿Cuál es la mecánica para visitar este museo o realizar los recorridos en Xochimilco?

Por el momento, para asistir al primer museo del Ajolote en México, Axolotitlán, es necesario realizar una cita para grupos de 10 a 15 personas, que tiene un costo de 50 pesos por persona para gastos de operación y podrán quedarse todo el día, realizar picnic en el espacio y hasta puedes llevar a tu perro a pasear dentro de los jardines.  

Las visitas a la reserva natural protegida de Xochimilco se programan con antelación, la próxima será el Domingo 25 de julio. La cita es a las 9 en el centro de Xochimilco. Se aconseja no llevar productos desechables y nada que pueda contaminar el ambiente. ($500 por adulto, niños $250) Las citas y las visitas se pueden programar por medio de sus redes sociales, un mensaje en InstagramFacebook o en el correo que aparece en su página de contacto.  

Mide tus avances y ayuda a crear una comunidad más sostenible y descarga la app de PerSus. Donde un futuro mejor esta en la palma de tu mano.