Planeta

Estos alimentos comunes son algunas de las opciones más sostenibles para una dieta eco-friendly

agosto 13, 2021 Autor César Albarrán Torres

Por fortuna, cada vez hay más conciencia respecto al efecto que nuestros hábitos alimenticios tienen en el medio ambiente. Es conocido, por ejemplo, el daño que la producción masiva de carne y lácteos tiene en la capa de ozono, o el impacto negativo que los monocultivos tienen en la biodiversidad. 

Algas

Como cualquier otra planta, las algas filtran el bióxido de carbono. Como necesitan fosfatos para crecer, también convierten sustancias contaminantes en alimento, limpiando los océanos. Reducen el ácido en los mares, por lo que crean ambientes propicios para que florezca la fauna. Además, son un súper alimento lleno de nutrientes. Cocinas como la japonesa lo utilizan desde hace siglos. La puedes comer en ensaladas o, si compras la variedad seca, añadir un toquecito crujiente a cualquier alimento. 

Mejillones

Además de ser deliciosos, los mejillones funcionan como filtros de los océanos. Los mejillones y otras especies como las almejas se alimentan de materia orgánica microscópica, así que convierten la contaminación en carbono. Las granjas de mejillones, como las algas, crean ambientes propicios para la vida animal. Puedes añadirlos a pastas y ensaladas, o comerlos solos, cocinados en juguito de limón, chile y vinagre. A que no puedes comer sólo uno. 

Avena

La avena es un alimento clásico en varios países, donde se come en el desayuno hervida con un poco de leche y fruta. A últimas fechas se han descubierto enormes beneficios de este cereal en materia de salud. Se ha comprobado que son un buen método para controlar los niveles de colesterol y así fomentar el bienestar cardiovascular. Son una buena cosecha intermedia, es decir, entre cada ciclo se pueden sembrar para preparar el suelo, llenarlo de nutrientes y plantar algo más. 

Frijoles

Estamos de suerte. Una de las cosechas más sustentables también es una de las bases de la alimentación en México. Los tradicionales frijolitos son sustentables porque necesitan poco terreno y poca agua para crecer, y prácticamente no necesitan de pesticidas. Además, una vez cosechados el material de desecho es mínimo. En casi todas las familias mexicanas los frijolitos charros o refritos son todo un clásico, pero puedes experimentar con otras recetas, como hamburguesas vegetarianas hechas a base de frijol, que bien cocinado absorbe sabor y tiene una consistencia parecida a la de la carne. 

Kale

No, no nos estamos subiendo al #TrenDelMame recomendando que consumas kale. Este súper alimento está lleno de vitaminas y, lo mejor de todo, es bastante fácil de cosechar. Como las espinacas y la lechuga, que son los héroes de cualquier dieta saludable, el kale necesita poco espacio y poca agua para crecer, por lo que su huella es mínima. El kale tiene su origen en la costa del Mediterráneo y en Asia Menor, pero su consumo se ha expandido por el mundo entero. Es muy diverso… lo puedes comer crudo en ensaladas, cocido como alternativa de la espinaca o al horno para unas crujientes y deliciosas kale chips

Si quieres aumentar tu sostenibilidad personal y recibir consejos para llevar una vida más amable contigo mismo y con el planeta, no olvides descargar la app de PerSus.