Personas

El Niño Fruto está generando un movimiento impulsado por la naturaleza y la fruta en todo Instagram

mayo 13, 2021 AutorFrancisco Solís

Alejandro Glatt, conocido como El Niño Fruto, es un artista multidisciplinario que se dedica a explorar las relaciones estéticas y energéticas entre los seres humanos y la naturaleza, específicamente, las frutas.  

“El arte siempre ha sido mi mayor pasión, poder expresarme a través de mis ideas y poder transmitir a los demás lo que yo siento”

Con una amplia red de seguidores, Alejandro Glatt ha conseguido generar un movimiento en torno a la fruta.

Su movimiento, Feel the Fruit ha alcanzado reconocimiento internacional, desde Tulum y Ciudad de México a Xilitla, Miami y Tel Aviv donde realiza talleres, instalaciones de arte y experiencias de conexión entre personas y la naturaleza.

“Empecé en eventos en los que la gente podía conectar, conocerse, expresarse. Y con lo que he aprendido en estos años ahora estoy haciendo eventos sobre la conciencia, tanto con nosotros mismos como con los otros y la naturaleza. Yo soy hebreo y en hebreo se dice תיקון עולם‎ (Tikkun Olam) que significa ‘hacerle bien al mundo’ o ‘reparar el mundo’. Entonces ése es uno de mis principios más fuertes”

Su técnica Fruit Healing ha cambiado la vida de muchas personas y su visión sobre el medio ambiente.

Es el creador de una técnica llamada Fruit Healing, que busca utilizar las frutas como herramientas para expresarse tanto artística como emocionalmente en un entorno no solamente sustentable sino de regeneración.

Fruit Healing es toda una experiencia en la que, a través de las frutas, nosotros podemos compartir y conectar con otras personas. En los últimos 4 años se ha convertido en una mezcla entre Permaculture, Consciousness y Fruit Art

Pero, ¿de qué se trata exactamente esta experiencia?

“En una ceremonia se hace un círculo y se invita a la gente a explorar sus sentimientos a través de la fruta. Entonces, entre todos construimos lo que llamamos un altar, que es cortar la fruta, irla acomodando juntos, ponerle una intención, y generar una pieza artística colectiva. Me di cuenta que al sacar de contexto algo tan común como las frutas y ponerlas en un contexto más artístico y sensible la gente puede conectar de manera mucho más profunda usando las frutas como herramienta para la conexión tanto consigo mismos y sus emociones, como con los otros y la naturaleza.”

Alejandro menciona que trabaja por la sustenibilidad, pero también por la regeneración.

“Cuando realizamos el Fruit tree planting ceremony, en el que se invita a la gente a plantar árboles frutales y se le explica acerca del proceso de las frutas, de la cultura de la regeneración, qué es lo que tenemos que hacer para vivir en armonía con la naturaleza y aportar al mundo. Algo sostenible está en un punto medio, la finalidad es la regeneración. Mi proyecto no sólo trata de mantener una sustentabilidad, sino darle de vuelta a la tierra vida y aportar así al proceso de la regeneración”.

Recientemente presentó en la Ciudad de México el proyecto Squizz Your Feelings en el que la gente es conminada a explorar sus sentimientos, conectar con ellos y exprimirlos en las frutas.

“Una vez más, utilizando a la fruta como herramienta para podernos expresar y para permitirnos sentir. Y la gente estaba feliz, había gente que tenía años sin exprimir una naranja”.

Su propósito es llevar este movimiento al mayor número de personas de la forma más sencilla. 

Los proyectos, talleres y exhibiciones del Niño Fruto no son, de ningún modo, un conocimiento secreto y para iniciados, es una práctica accesible para todos que va desde hacer ejercicios de respiración, usar las cuerdas vocales, tener interacción con otros y ciertas dinámicas que sensibilizan y llevan a la acción.

“Ejercicios de conectar con nuestros sentimientos han existido durante muchos años y los ejercicios de contacto con la naturaleza también. Lo que yo considero que estoy creando es la mezcla de conectar con nuestros sentimientos y conectar con la naturaleza a través de las frutas Esa es mi propuesta de valor entre cualquier otra práctica de conciencia.”

Muchas personas han cambiado su percepción del mundo, de las frutas, de la naturaleza y de sí mismos a partir de este canal de conexión, en el que Alejandro muestra su filosofía Delivering Freshness to the World. Para conocer más sobre Alejandro Glatt, El Niño Fruto, síguelo en Instagram, donde también aprenderá más sobre un estilo de vida más sostenible.