Planeta

Nuestra obsesión con Instagram está dañando nuestros destinos favoritos, así es como ser un mejor viajero

agosto 25, 2021 Autor Diego Herrera

Instagram ha convertido la experiencia del viajero, el cual utiliza esta plataforma para inspirarse a la hora de elegir el destino de su próximo viaje, así como para explorar nuevos lugares, esto debido a la simplicidad y predominio del elemento visual que se comparte. De acuerdo con datos de la plataforma Social Media Today, el 48% de los usuarios de Instagram utiliza la red para buscar nuevos destinos y el 60% publican imágenes de los lugares que han visitado.

Instagram se mantiene como la cuarta red social con más usuarios en el mundo (1.221 millones de usuarios), después de Facebook, YouTube y WhatsApp, convirtiéndola en una de las plataformas más atractivas para las empresas de turismo, así como para los usuarios a la hora de viajar y compartirlos.

Antes de reservar un viaje, los turistas buscan una variedad de opciones la cual comparten con sus familiares y amigos. Buscan referencias de los lugares de los cuales tiene interés, tanto en internet como en redes sociales. 

A continuación, te compartimos algunos destinos que han tenido un impacto ambiental debido al turismo y la visibilidad que estos tienen en Instagram.

MONTAÑA DE SIETE COLORES: CUSCO

Este monte de 5,200 metros sobre el nivel del mar se ha vuelto una atracción imperdible para quienes practicas trekking y ha impactado económicamente a la zona, pero a la par también ha despertado preocupación por el posible daño al paisaje.

Alrededor de 500 habitantes locales se mudaron de regreso a esas tierras ancestrales para desempeñarse como guías turísticos (según la agencia Associated Press). Un humedal cercano, que era refugio de patos salvajes durante su migración, fue rellenado y convertido en un estacionamiento, mientras que un sendero de cuatro kilómetros por el que se sube ha sido erosionado. Un guía de montaña de la región de Cusco comenta que el descubrimiento de la montaña puede deberse al cambio climático, la cual hace unos años estaba cubierta por nieve, el cual se derritió y la montaña colorida apareció.

BORACAY: EL PARAISO FILIPINO

Boracay recibe cada año cerca de dos millones de visitantes y genera 1.000 millones de dólares para la economía del país. El presidente de Filipinas tomó la decisión durante el año 2018, de cerrar la isla debido al mal olor que emitía la misma, mencionando que huele a materia fecal y que se ha convertido en una alcantarilla.  El objetivo de cerrar la isla se cumplió: sus playas, entre ellas la emblemática White Beach (Playa Blanca), lucen tan prístinas como cuando no había electricidad en la isla en la década de 1980, según las autoridades filipinas.

Desde entonces, la eclosión del turismo, y en los últimos años de un turismo joven con ganas de diversión, la había convertido en una permanente bacanal, con los residentes quejándose de la suciedad, la contaminación y el tráfico.

SANTORINI, GRECIA

Sus espectaculares puestas de sol y paisajes marinos atraen a un gran número de turistas. Pero la isla tiene solo 76 km² y los atascos y la sobrepoblación se han convertido en un problema, al igual que el aumento del consumo de agua y energía. Nikos Zorzos, el alcalde de la isla, que puso un límite diario a los pasajeros de cruceros en un intento por detener la marea de turistas, ha advertido que la isla está en “punto de saturación”.

“Santorini ha desarrollado los problemas de una ciudad”, le dijo a The Guardian el año pasado. «Hemos construido numerosas plantas de desalinización y estamos en el proceso de erigir la más grande en Grecia, pero dentro de cinco años me preocupa que incluso eso no sea suficiente”, mencionó.

CARTAGENA, COLOMBIA

La situación de los corales y los recursos naturales en la zona insular en Cartagena es tan grave por cuenta del turismo en masa y mal administrado. Muchas embarcaciones atracan sobre los arrecifes de coral y sueltan el ancla dejando como consecuencia la destrucción de estos sistemas de vida. Hacer buceo de superficie o Snorkel en los alrededores se convirtió en una actividad riesgosa, pues lanchas repletas de viajeros pasan veloces sobre los corredores marinos, donde están los corales, dispuestos para esta sana práctica deportiva.

IBIZA, ESPAÑA

Más llamativo es el dato relativo a la evolución de la presión humana en la última década, siendo más acentuada en el mes de agosto con un incremento del 20%, alcanzando un valor de 333,411 personas diarias. Sólo la superficie urbanizada ha aumentado un 15% en 6 años, por no hablar del nivel de congestión de la red de carreteras durante el verano.

En relación con los indicadores ambientales del medio marino, 9 de las 48 zonas de baño muestreadas han perdido su clasificación de excelentes. La bahía de Sant Antoni y el entorno de la ciudad de Ibiza concentran las principales playas con pérdida de la calidad. La causa se debe al deficiente saneamiento de las aguas residuales, así como vertidos accidentales de la red de saneamiento.

Para conocer más sobre temas ambientales y acciones que puedes tener para ayudar a minimizar el impacto, descarga la app de PerSus.