Prosperidad

Después de ‘Roma’ sigue la lucha por los derechos de las trabajadoras domésticas

septiembre 15, 2021 Autor César Albarrán Torres

En el mundo existen aproximadamente 67 millones de trabajadoras y trabajadores domésticos, 2.2 millones de los cuales se encuentran en México. El trabajo doméstico en México es un sector que ha definido a varios sectores socioeconómicos al fomentar la migración del campo a los centros urbanos y alentar el ingreso de las mujeres profesionistas al sector a la fuerza laboral formal. Sin embargo, a pesar de su importancia, millones de trabajadores del hogar, en su gran mayoría mujeres, no cuentan con prestaciones como seguro, días de vacaciones y seguridad laboral. 

La lucha por estos derechos ha sido constante durante décadas, pero el movimiento parece encontrarse en uno de sus momentos de mayor impacto real en futuras políticas públicas. 

El momento Roma

En ocasiones, un problema social ya añejo cobra relevancia cuando se ve retratado en la cultura popular. Tal fue el caso de los derechos de las trabajadoras domésticas y el lugar central que ocupan en muchos hogares mexicanos cuando la cinta semiautobiográfica de Alfonso Cuarón, Roma, ganó varios Oscares.

La actriz protagonista Yalitza Aparicio se convirtió en vocera de los derechos de las trabajadoras domésticas, y llegó a decir en el 2020 que “Las trabajadoras y trabajadores domésticos que limpian nuestra casa y cuidan a nuestra familia corren un alto riesgo de contagiarse.” Yalitza llamó a no dejar que las crisis de salud pública dejen sin un ingreso a millones de personas desprotegidas por la legislación actual. 

#ConTratoDigno, la campaña que busca hacer visible la injusticia

Con este hashtag la Fundación Panamericana para el Desarrollo busca recalcar el hecho de que sin un contrato básico de empleo, el trabajo doméstico no puede realizarse con dignidad absoluta.

A pesar de que México firmó hace un año el convenio 189 de la Organización Internacional del Trabajo (OIT), en el que el país se comprometía a velar por los intereses de las trabajadoras domésticas, los legisladores aún no promulgan o promueven leyes suficientes para que esto suceda. Con el hashtag, la fundación hace un llamado no únicamente a los legisladores, sino también a los patrones, para que se respeten los derechos humanos de las trabajadoras domésticas y se establezcan condiciones claras y justas desde el inicio. 

Recuerda que si quieres enterarte de más asuntos de relevancia social como este y además mejorar tu sostenibilidad personal, puedes bajar la app de Persus.