Planeta

Te sorprenderán estas cosas que en realidad están hechas de plástico

julio 14, 2021 Autor César Albarrán Torres

El plástico fue inventado en 1907 por Leo Baekeland, y desde entonces los materiales sintéticos se han producido de manera masiva y han prácticamente colonizado todos los espacios de nuestras vidas. Muebles, utensilios, partes de automóviles, aparatos electrodomésticos… el plástico parece ser omnipresente. El plástico es en ocasiones obvio, pero en otras se esconde donde menos te lo esperas. 

Asquito… casi todos los chicles están hechos de plástico

Cuenta la leyenda que el chicle se inventó cuando descubrimos que podíamos mascar la resina de un árbol. Pues el origen natural del chicle es eso hoy en día… una simple leyenda. La mayoría de las gomas de mascar comerciales están hechas con caucho sintético, así como colorantes y saborizantes artificiales. Así que prácticamente estás mascando plástico por horas. Neta. 

Los vasos de café para llevar

Seguro te has cuestionado la razón por la que el papel de los vasos de tu cafecito o té para llevar no se deshace con el agua caliente. Pues la respuesta es simple: porque entre el 5 y el 10% está hecho de plástico. El papel necesita de un recubrimiento para aislar la temperatura y para evitar que el papel se convierte en pulpa cuando entra en contacto con un líquido. Es por esto que llevar tu propia taza es vital para la conservación del medio ambiente. 

El polyester no crece en los árboles

Podría parecer obvio, pero muchos de nosotros no siempre nos damos cuenta cuando nuestras prendas se encuentran hechas de materiales sintéticos, o sea, de plástico. El polyester es un tipo de polímero utilizado en la fabricación masiva de ropa, y ha sido el invento que permitió el establecimiento y auge de la fast fashion, moda rápida en ocasiones de úsese y tírese. Además de que no es nada amable con el ambiente, el polyester tarda mucho más en secarse y no respira tan bien como las fibras naturales tipo algodón o lino, lo que puede causar problemas en la piel. A veces lo barato sale caro. 

El papel para envolver brillante

Si ya de por sí el día después de Navidad nos sentimos mal por todos los envoltorios que terminan en el bote de la basura, pues la cruda moral será mayor cuando te enteres que los papeles brillantes están hechos de una lámina de plástico, y no de pulpa de papel. La próxima vez que envuelvas un regalo saca tu creatividad y hazlo con materiales sustentables o reutiliza un empaque (las cajas de cereal son un detalle coqueto). 

¿Te sorprendió esta lista? Obtenga más información sobre su sostenibilidad personal y descargue la app de PerSus.