Prosperidad

¿Cómo se relaciona el yoga y la meditación con la sostenibilidad?

febrero 5, 2021 Autor Danielli Marzouca

Si estás leyendo esto de los Estados Unidos, llevas más de 300 días en cuarentena. ¿Felicidades? A medida que nos acercamos a la marca de un año del primer encierro que muchos de nosotros hemos experimentado en nuestras vidas, es fácil recordar esas primeras emociones fuertes: pánico, miedo, ansiedad, resignación. Los privilegiados que pudimos quedarnos en casa también experimentamos un amante que perdimos hace mucho tiempo: el aburrimiento.

Al principio llené el espacio que normalmente usaría para protestar convirtiéndome en voluntaria de mi Sierra Club local y acampando con eventos sociales por Zoom, ayudando a los grupos de activistas locales con sus redes sociales y generalmente pasando demasiado tiempo en pantallas. En cuanto a calmar la ansiedad, todo eso es muy parecido a presentar especies alternativas de troncos de árbol a un fuego furioso para calmar su sed. Finalmente, intenté simplemente sentarme en mi jardín y observar a las aves hacer lo suyo. Eso ayudó.

Practicar el mindfulness ha comprobado que altera físicamente tu cerebro para mejor.

Una investigación de Harvard en 2011 descubrió que tan solo ocho semanas de meditación pueden reducir el tamaño de la región de tu cerebro (la amígdala) que envía las señales de miedo, ansiedad y estrés. La misma investigación descubrió que se engrosó el centro de aprendizaje y memoria (el hipocampo) de los participantes. ¿Cuál es el punto? El mindfulness funciona para tratar la ansiedad y la depresión, entre otros padecimientos.

El mindfulness puede parecer similar al yoga y la meditación, pero también puede ocurrir al lavarte las manos, arreglar tu jardín o salir a caminar.

Usar apps como Headspace es una excelente manera de explorar la práctica del mindfulness, pero no es la única manera de experimentar la serenidad. “En realidad se trata de estar en el momento, observar lo que estás recibiendo del exterior y lo que está surgiendo al interior, aceptarlo y observar, sin reaccionar”, declaró la Dra. Rajita Sinha, directora del Yale Stress Center. Rajita Sinha, directora del Yale Stress Center. “Con una práctica prolongada, puedes comenzar a soltar lo que está sucediendo. Pero toma más tiempo.”

Encontrar tu lugar dentro de ti mismo te ayuda a encontrar tu lugar en este planeta.

El estrés de esta pandemia y el cambio climático son suficientes para convertirte en un cerebro dentro de un frasco. Cuando somos capaces de estar en paz con nuestros estresores en vez de huir de ellos a través de la acción, asumimos nuestro verdadero poder. Los expertos sugieren que cuando comiences a sentir ansiedad o estrés, vuelvas a tu cuerpo. Hoy, cuando saco los desechos reciclables y comienzo a soñar con el futuro, intento sentir el peso del bote y el sonido de las llantas sobre el pavimento, volteo hacia arriba y de repente puede escuchar el canto de las aves.